miércoles, 20 de abril de 2016

Tarta Ópera


Carolina nos ha desafiado este mes con un clásico de la repostería francesa. La auténtica tarta ópera está compuesta por 10 capas de finísimo bizcocho alternadas con otras de crema de mantequilla de café y ganaché de chocolate, que recuerdan a la decoración de la Ópera Garnier de París. Yo la he dejado con 7 alturas y he utilizado la receta de My European Cakes. La combinación de sabores es muy acertada, pero os recomiendo que las capas sean lo más finas posibles para que resulte más ligera.




Ingredientes:
Para el bizcocho:
- 150grs. de almendra molida.
- 170grs. de azúcar.
- 40grs. de harina de repostería.
- 30grs. de mantequilla.
- 4 huevos L a temperatura ambiente.
- 4 claras.
- 1 pizca de sal.
Para el sirope de café:
- 200grs. de azúcar.
- 160grs. de agua.
- 20grs. de café soluble.
Para la crema de mantequilla de café:
- 300grs. de mantequilla pomada.
- 75grs. de leche.
- 60grs. de azúcar.
- 12grs. de café soluble.
- 4 yemas.
Para la ganaché de chocolate:
- 125grs. de chocolate negro.
- 100grs. de nata para montar.
- 20grs. de mantequilla pomada.
Para la cobertura:
- 110grs. de azúcar.
- 70grs. de nata para montar.
- 35grs. de cacao puro en polvo.
- 35grs. de agua.
- 2 hojas de gelatina.

Elaboración:
Del bizcocho (se puede hacer el día antes):
  • Derretir la mantequilla en el microondas y dejar a temperatura ambiente hasta que se enfríe por completo.
  • Engrasar una bandeja de horno, colocarle bien adherido un papel de horno y engrasar por encima y los lados también el papel de horno.
  • Precalentar el horno a 150ºC.
  • Batir las claras con la pizca de sal y, cuando llegue a medio punto de nieve, añadir 20grs. de azúcar para obtener un merengue.
  • Batir los huevos junto con 150grs. de azúcar, la almendra y la harina hasta conseguir una crema.
  • Mezclar un poco de ésta crema con la mantequilla derretida hasta que esté totalmente integrada y después integrar el resto de la crema.
  • Incorporar el merengue de tres veces, no añadir la segunda tanda hasta que la primera esté bien mezclada con la crema.
  • Verter sobre la bandeja de horno y extender bien para que quede lo más liso posible.
  • Hornear durante 15 minutos aproximadamente, hasta que esté ligeramente dorado.
  • Dejar enfriar, envolver en film y reservar.
Del sirope de café:
  • Mezclar todos los ingredientes, llevar a ebullición y dejar que se enfríe completamente.
De la crema de mantequilla de café:
  • Disolver la mitad del azúcar en leche caliente.
  • Mezclar con unas varillas manuales las yemas y el resto del azúcar.
  • Añadirle la leche azucarada y cocinar al baño María hasta conseguir una crema.
  • Incorporar el café soluble, mezclar y dejar enfriar.
  • Añadir la mantequilla pomada y mezclar hasta que esté totalmente integrada.
De la ganaché de chocolate:
  • Calentar la nata hasta que empiece a hervir.
  • Añadir el chocolate y mezclar hasta que se derrita completamente.
  • Agregar la mantequilla e integrar.
  • Tapar y reservar.
De la cobertura:
  • Hidratar las gelatinas en abundante agua fría.
  • Llevar a ebullición el agua con el azúcar, retirar del fuego, añadir el cacao en polvo y mezclar.
  • Añadir la nata e integrar con el resto de ingredientes.
  • Incorporar la gelatina escurrida y mezclar hasta que esté totalmente disuelta.
  • Tapar con film y reservar.
Montaje de la tarta:
  • Partir el bizcocho en cuatro partes.
  • Colocar una placa de bizcocho en la base y calar de sirope con la ayuda de una brocha.
  • Cubrir con la mitad de la crema de mantequilla de café.
  • Colocar encima otra placa de bizcocho y calar con sirope.
  • Extender encima la ganaché de chocolate y llevar al frigorífico para que se endurezca.
  • Colocar encima otra placa de bizcocho y calar con sirope.
  • Cubrir con la otra mitad de la crema de mantequilla de café.
  • Colocar encima un papel de horno y presionar con una bandeja para que quede lo más uniforme posible.
  • Reservar la tarta en el frigorífico, al menos durante una hora.
  • Verter la cobertura en el centro para que se distribuya de forma uniforme, intentando no alisar con la espátula para que no queden marcas.
  • Cortar los bordes con un cuchillo seco y caliente (se puede calentar el filo con un soplete o mojarlo en agua caliente y secarlo cada vez que vayamos a cortar).

Notas:
A mí me quedó una tarta demasiado grande, con la mitad de ingredientes sería suficiente.
Podéis ver las tartas de mis compañer@s de Desafío pinchando aquí.







11 comentarios:

  1. No paro de ver tartas opera!! Y a cual más rica!! Babeo...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que delicia!!! te ha quedado espectacular con esa cobertura espejo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla!! como te ha quedado de bonita, esta espectacular, ya quisieran algunas reposterias tener en su escaparate una tarta así, esta de diez reina...Bess

    ResponderEliminar
  4. Otra maravilla, no sabes la envidia que tengo, te ha quedado deliciosa y preciosa, elegante y bonita!!un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Toma yaaaaaa, que pasada, que bonita te ha quedado y bien han quedado las capas y el ganache de chocolate.
    Besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado estupenda, qué rica!!!!!
    Un besazo compi

    ResponderEliminar
  7. Que corte mas perfecto y totalmente recta, eso si que es arte!!!
    Estupendo desafio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me uno al comentario de Elvira, no se puede decir más... !

    Besitosss GUAPETONA.

    ResponderEliminar
  9. se ve impresionante, con un corte perfecto¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado perfecta. Tiene que estar estupenda.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dedicar parte de vuestro tiempo a leer mis recetas, vuestras opiniones siempre serán bien recibidas.